Duermevela: ¿Con qué sueñan los niños

Educación integral en la naturaleza en Las Rozas de Madrid

Al aire libre

¿Cómo es un día en Duermevela?

La llegada de los niños transcurre entre las 9.00 y las 10.00 de la mañana para facilitar el ritmo que cada familia necesita en la organización de la mañana.  Normalmente nos encontramos en la Dehesa excepto en las temporadas de más frío que empezamos en el refugio.

A las 10.00 comenzamos con la bienvenida: en forma de canción, con un saludo o simplemente nombrando a los que nos encontramos ese día en el grupo.

A lo largo de la mañana tomamos el desayuno: cada peque sabe cuándo tiene hambre y tiene disponible su media mañana.

Durante este tiempo, toca jugar: con los materiales a su disposición en función de los intereses observados el espacio se convierte en el aula que necesitan para aprender aquello para lo que están preparados.

Si hasta las 11.00 hemos estado en el refugio es momento de salir a la Dehesa a explorar y moverse.

A las 13.30 es la comida, y si el día no permite comer al aire libre, cada niño lleva su termo al comedor donde se pone la mesa y se almuerza. Este es uno de los momentos más señalados del día. El ritual de colocar la mesa, sentarse alrededor, agradecer los alimentos y comer cada uno a su ritmo en un entorno relajado hace de esta actividad una de las más gratificantes tanto para los niños como para los acompañantes. Al terminar se recoge y se limpia entre todos.

Después de comer volvemos a jugar, normalmente suelen ser actividades más relajadas y muchos de los participantes optan por echarse la siesta en los colchones de los que disponen para ello.

A partir de las 15.30 comienzan a llegar las familias y se comparten los momentos más especiales del día. A las 16.00 Duermevela cierra sus puertas para prepararse para el día siguiente.

¡Únete!

¿Tienes alguna pregunta?

Si quieres conocer más a fondo nuestro proyecto puedes ponerte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario

Consentimiento

10 + 8 =